Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 33 el Miér Dic 17, 2014 12:15 am.
Últimos temas
» Afiliacion Elite [Legado Ninja]
Vie Ene 09, 2015 6:23 pm por Invitado

» Living Soul- Apertura[Élite]
Jue Ago 07, 2014 2:14 pm por Invitado

» Problemita con su botón.
Dom Ene 12, 2014 6:17 pm por Invitado

» Problemas con sus banners
Dom Ene 12, 2014 3:12 am por Invitado

» Pirate Codex - Afiliación Elite
Vie Ene 03, 2014 12:47 pm por Invitado

» Zombie Sekai {Élite}
Dom Dic 08, 2013 1:11 am por Invitado

» Rasubegasu/Elite
Miér Nov 20, 2013 9:14 pm por Invitado

» Pokémon Elysium Rol
Miér Nov 20, 2013 7:38 pm por Invitado

» Medieval Age [Confirmación]
Miér Nov 20, 2013 7:05 pm por Invitado

Bleach: Shadow Of Seireitei Sword Art Online (SAO)  Nova Orbis Lacim Tenebris Inert Love Time Of Heroes Hatfield Universitiy  photo untitled44.png Saint Seiya Cosmos Rebellion Ouran HighSchool K Project Rol Crear foro Pokémon Khannos Coso Random Lorien Legacies

Este skin ha sido diseñado por Fanatica_77 para Source Code, por lo tanto esta prohibido copiar o distribuir los códigos. Se original di no a la copia.

The Darkness has growth [ Libre - Social ]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Darkness has growth [ Libre - Social ]

Mensaje por Noctis H. Geistiger el Lun Nov 11, 2013 7:01 pm

Crystal lacrymis
The darkness...
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
... has growth
¿Habéis sentido alguna vez la completa soledad? No, no me refiero a esa soledad que sientes cuando no tienes a nadie alrededor y, simplemente, andas aburrido o sin nada que hacer... No, me refiero a una soledad mucho mayor. Una soledad profunda y arraigada en lo más profundo de tu ser. Una soledad que notas cuanta más gente hay a tu alrededor. Una soledad que intentas desesperadamente sacudirte de encima, que intentas alejar abriéndote a los demás y que, cuanto más lo intentas, más se agarra a tu ser, capturándolo entre sus oscuras fauces, prometiendo no abandonarte jamás... Cuando la soledad ha acabado por ser la única compañía en tu vida, ¿qué te queda por hacer? Esta, en gran medida, es una historia de alguien así. De alguien que se abandonó mil años atrás a la oscuridad. Esta es, en gran medida, la historia del Amo del Hueco Mundo.

Los humanos se agolpaban en torno a él, caminando con una precisión milimétrica, apartándose de su camino en el último instante, como si una barrera invisible los apartase de su trayectoria justo cuando parecía que iban a chocarse entre sí. Parecían máquinas. Máquinas perfectas dentro de un engranaje mucho mayor y más complejo. Así se sentía la titánica ciudad de Tokio en aquellos instantes para el agraciado joven que, solitario, caminaba entre sus gentes. Una pequeña sonrisa se dibujaba en sus labios, una sonrisa irónica y cargada del sutil sarcasmo que la vida siempre parecía ofrecerle al chico. Allí, justo en aquel momento, todas aquellas personas de aspecto ajetreado y lúgubre parecían, sin duda, mucho más solitarias y alicaídas que él mismo. Cualquiera que lo viese casi lo habría considerado una persona "feliz", un excéntrico que sonreía a un mundo cruel y despiadado en aquel lluvioso día.

Y es que así era, en aquellos instantes, con cientos de miles de personas a su alrededor, en la ciudad de Tokio caía una de las mayores lluvias que se recordaba en mucho tiempo. Y él sin paraguas. Su chaqueta de pelo negra pesaba tres o cuatro veces más de lo habitual y de su cabello azabache se resbalaban innumerables gotas de agua que se deslizaban por todo su rostro. Las gafas de sol que siempre llevaba puestas tenían los cristales empapados y dificultaban su campo de visión, aunque en aquel momento, él no estaba empleando ese sentido para avanzar, se limitaba a seguir sus instintos. Un paso a la derecha, dos a la izquierda. Ladea la cabeza unos centímetros, agáchate. Casi parecía una danza en la que él, Noctis, Amo del Hueco Mundo, bailaba a través de los obstáculos que salían a su paso.

Quería gritar. Quería romper, quebrar. Quería matar y quería morir. En definitiva, quería sentir algo. Algo que se escapaba segundo a segundo de sus dedos, sin que él pudiese hacer nada para evitarlo. Se preguntó a sí mismo que quería y... no supo responder a esa pregunta. ¿Quería ser feliz? Bueno, solo un necio hubiese contestado que no a esa pregunta... ¿Pero de verdad era eso lo que andaba buscando? Estaba convencido de que no... ¿Entonces qué? Cada vez que el chico empezaba con esos interrogantes un agudo dolor de cabeza se formaba en él, impidiéndole pensar en nada más. Cortó de raíz aquellos pensamientos. No le interesaban en aquel momento. Ahora sabía lo que buscaba. Una maldita heladería que estuviese abierta en aquel momento en la ciudad. Había estado vagando durante más de dos horas pero las únicas que había encontrado estaban cerradas o no ofrecían el ansiado helado de fresa que tanto anhelaba.
THE END
◈ LIBRE || ◈ ROL SOCIAL || ◈ TOKIO [JAPÓN]
◈ CREADO POR UKKO'CHII ◈
avatar
Noctis H. Geistiger

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 19/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.